La Casa del Son me parece definitivamente la escuela de baile cubano más elevada en La Habana. El ámbito está elegante, agradable y todo bien estructurado. La Casa del Son está organizada profesionalmente, más que otras escuelas. Eso se puede también ver en el festival ritmo Cuba, qué otra escuela está en grado de organizar un tal festival. En el año pasado pude disfrutar de algunas clases de salsa cubana con la profesora Mileydi qué enseña con alta profesionalidad y un nivel alto, siempre también atenta y consecuente para qué los alumnos se mejoran y aprenden.